Emiten certificación de manejo forestal en el ejido Caobas, Quintana Roo

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Conservación 9 enero 2014

madera-certificadaEl ejido Caobas, con casi 25 mil hectáreas de superficie forestal aprovechable en el estado mexicano de Quintana Roo, recibió el certificado FSC de cadena de custodia este primero de noviembre, después de haber completado con éxito, en marzo pasado, la evaluación de su manejo forestal bajo el mismo estándar. Con ello, el FSC vuelve al sureste mexicano y a los bosques del trópico húmedo, los que lo vieron nacer.

Con esto el FSC toma un nuevo impulso en México y recupera el terreno que se había perdido ante el desastre provocado por el huracán Dean. Ese meteoro, de categoría 5, arrasó las selvas de Quintana Roo en el verano de 2007, haciendo imposible la extracción de madera. Desde entonces la región no había vuelto a ver trocería certificada bajo el estándar del Forest Stewardship Council. Continuar leyendo »




En manejo forestal, instituciones gubernamentales poco efectivas y dispersas: León Jorge Castaños

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Acción medioambiental,Conservación 25 octubre 2011

Chignahuapan, Puebla © 2011 Eugenio Fernández Vázquez bajo licencia CC

“Los logros de México en materia forestal no son nada despreciables”, según León Jorge Castaños, subsecretario forestal en el sexenio de Miguel de la Madrid y uno de los productores silvícolas más innovadores del país. Sin embargo, el panorama parece menos alentador cuando se le examina más de cerca. “Si ponemos la lupa sobre el manejo y producción de madera en México, lo que se ve es un retroceso en los últimos años”, matiza en entrevista con Mexicohazalgo.org .

Pocos en México conocen tan bien como el ingeniero Castaños los dos lados de la moneda del sector forestal. Propietario de un predio en el norte de Puebla que se ha convertido en un modelo a seguir por su manejo innovador, su programa de mejora genética y su alta productividad, fue director general de Desarrollo Forestal de 1973 a 1980, y, como subsecretario Forestal de la extinta Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos de 1983 a 1985, fue uno de los responsables de la devolución del manejo de los bosques a los ejidos y comunidades del país. Al repasar el cuarto de siglo que ha pasado desde esa aventura, encuentra algunos avances, pero ve al sector forestal estancado. Continuar leyendo »




Diez años de resultados del manejo forestal en las selvas del Petén

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Acción medioambiental,Biodiversidad,Conservación 20 octubre 2011

© 2007, Héctor García, licencia Creative Commons http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/

En el año 2000, las selvas del Petén, al norte de Guatemala, fueron entregadas en concesión a varias comunidades de la zona para que las aprovecharan en forma sustentable. Diez años después, un artículo por publicarse en la revista especializada Forest Ecology and Management analiza el estado de bosques, concesiones y comunidades, y concluye que el manejo forestal sustentable puede ser una forma de lograr que las comunidades locales tengan mayores ingresos y, al mismo tiempo, conservar los recursos naturales de los que dependen.

En el documento, un equipo liderado por Jeremy Radachowsky, de la organización Wildlife Conservation Society, presenta también las lecciones que nos deja una década de aprovechamiento legal en el Petén guatemalteco. La primera es que el manejo forestal sólo será exitoso si quienes participan en él lo hacen en forma voluntaria y saben qué implica. La segunda es que, para que esos grupos sean exitosos, no basta con que tengan la capacidad técnica para aprovechar lo que la selva ofrece en forma sustentable. Es fundamental que tengan también la capacidad administrativa y de gestión financiera para hacer que sus empresas sean rentables.

Radachowsky y sus colegas encontraron además que el aprovechamiento maderero es menos vulnerable a los vaivenes del mercado si se combina con el uso de recursos no maderables, como la palma de xate o la obtención de chicle. Tras revisar la experiencia de las concesiones forestales en Guatemala, advierten también que no hay soluciones rápidas o que impliquen pocas inversiones. Para conservar la biodiversidad generando desarrollo, hace falta una inversión de largo plazo en tiempo, dinero y esfuerzo, por parte de muchos actores.

La organización internacional Rainforest Alliance tiene varios años trabajando con los concesionarios de la región. En entrevista telefónica, el coordinador de la organización en Guatemala, Alejandro Santos, explicó que han llegado a conclusiones similares que el estudio, pero con algunos matices.

“El objetivo primordial del modelo concesionario fue legalizar y mejorar la participación de las comunidades en el manejo y administración de los recursos naturales, y luego se les impuso que debían convertirse en empresas para que los productos maderables se convirtieran en el motor de la gestión local. Pensar que todo esto podía lograrse al mismo tiempo es una utopía”, afirmó.

Santos añadió también que Rainforest Alliance trabaja en la región para atacar varios de los puntos señalados por el equipo de Radachowsky. “Hace ya tiempo que tenemos un proyecto de diversificación productiva, para que no sólo se aproveche la caoba, por ejemplo, sino también la nuez de árbol de Ramón, la resina del zapote para hacer chicle, o la palma de xate, que tiene mucha demanda y está siendo bien manejada por grupos de mujeres”.

Santos añadió también que Rainforest Alliance trabaja en la región para atacar otros varios de los puntos señalados por el equipo de Radachowsky. “Hace ya tiempo que tenemos un proyecto de diversificación productiva, para que no sólo se aproveche la caoba, por ejemplo, sino también la resina del zapote para hacer chicle, o la palma de xate, que tiene mucho mercado”.

El coordinador de Rainforest Alliance en Guatemala agregó que la organización conservacionista sigue comprometida también con la apertura de mercados para los productos sustentables. “Impulsamos que las comunidades certifiquen su buen manejo con el sello del FSC (Forest Stewardship Council, o Consejo de Manejo Forestal). Así, podemos ayudarles a llegar a los consumidores conscientes y hacer más rentable tanto la conservación de nuestros recursos como el desarrollo de las comunidades”, concluyó.




El atún, el delfín, Dolphin Safe y la OMC

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Comercio,Conservación 11 mayo 2011

Un pánel de la Organización Mundial de Comercio (OMC) acaba de dar un duro golpe a una etiqueta supuestamente ambientalista de Estados Unidos, según el Washington Trade Daily. Se trata de la etiqueta Dolphin Safe, sin la cuál ninguna lata de atún puede entrar al mercado estadunidense, y que garantiza que el atún se pescó sin cercar delfines. Aparentemente, la decisión de la OMC va contra el medio ambiente, pero en realidad podría ser un gran empujón a la explotación sustentable de los recursos pesqueros.

Por alguna razón que los científicos no alcanzan a entender, a los atunes de la costa americana del Pacífico les gusta la sombra. Cuando son pequeños, antes de reproducirse, se aglomeran bajo cualquier objeto flotante que encuentran y conviven con tiburones, tortugas, mantarrayas y decenas de otras especies. Cuando crecen, en cambio, prefieren nadar a la sombra de los delfines. Y a los humanos nos gusta pescarlos.

México y otros países del continente aprovechan este gusto del atún por nadar debajo de los grupos de delfines que atraviesan el Pacífico de cabo a rabo. Durante décadas, esto se hizo de la peor manera: se cercaban los delfines, se cerraban las redes por debajo y se levantaban con todo lo que había dentro. Sin embargo, hace años que esta práctica se corrigió, gracias a la Comisión Inter Americana del Atún Tropical, que impulsó un acuerdo para proteger a estos mamíferos marinos. Hoy, cada barco que pesca atún cercando delfines lleva un observador a bordo que garantiza que los delfines fueron liberados antes de subir las redes. Así, una forma muy destructiva de pescar se hizo sustentable: se protege a los delfines, se garantiza que no hay pesca de descarte, y el atún pescado es atún adulto, que ya se reprodujo, por lo que la especie no es amenazada.

Estados Unidos, en cambio, pesca el atún soltando objetos flotantes en el mar para atraer a los atunes más pequeños. Cuando sus barcos cercan estos objetos flotantes con sus redes y las levantan, se llevan no sólo atunes que no se han reproducido aún, sino decenas de otros peces y animales marinos que ni la deben ni la temen, y muchos de los cuáles están en peligro de extinción. Para hacer más grave la cosa, Estados Unidos prohíbe de hecho la importación a su territorio de atún pescado con cercos sobre delfines, usando la etiqueta Dolphin Safe y sus derivados, las únicas autorizadas para anunciar un atún como sustentable, que México había desafiado ante la OMC. De esta forma, se usa una herramienta aparentemente defensora del medio ambiente para impulsar su depredación.

Si, en efecto, la OMC da la razón a México en la controversia que interpuso contra la etiqueta Dolphin Safe, ésta es una estupenda noticia para la protección de las especies marinas. Si se mantuviera Dolphin Safe, las compañías pesqueras de toda América tendrían incentivos para sacrificar el medio ambiente y defender sus mercados. En cambio, si ésta sí fue declarada ilegal, podrán seguir pescando cercando a los delfines y liberándolos después, como han hecho hasta ahora con mucho éxito, y con mucha sustentabilidad.




Una tortuga que reemplaza a otra: ¿el remedio para la extinción?

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Biodiversidad,Conservación 4 mayo 2011

Cuando una especie se extingue, todos los que habitamos la tierra perdemos mucho y nos ponemos en peligro, porque con esa especie se pierden también los servicios ambientales que nos prestaba a los humanos y al resto del ecosistema, que se hace más vulnerable. Ahora, parece que podemos remediar parte de esta tragedia: en las islas Mauricio, un equipo de científicos acaba de lograr que una tortuga exótica cumpla las tareas de pariente suyo que se extinguió, y con ello salvar a un árbol de la desaparición definitiva.

Hasta que desaparecieron, en el siglo XIX, las tortugas gigantes de las islas Mauricio eran las encargadas de dispersar las semillas de un árbol de ébano que sólo se encuentra en la Isla de los Airones. La fruta del ébano es demasiado grande para que los demás reptiles puedan comerla, así que las tortugas eran fundamentales: al digerir los frutos, distribuían las semillas con su excremento. Cuando los cazadores que buscaban su carne y sus caparazones acabaron con ellas, el ébano nativo comenzó lentamente a extinguirse, porque no había ninguna especie que pudiera distribuir sus semillas.

Hoy, el árbol del ébano de Mauricio está en peligro crítico, según la Lista Roja de IUCN, pero puede tener salvación, gracias a un equipo de científicos comandado por Christine Griffiths. Introdujeron, poco a poco, una nueva especie de tortugas en una isla diminuta, la de los Airones, y descubrieron que cumple las mismas funciones que las tortugas gigantes que se extinguieron. Hoy, el ébano empieza a tener una dispersión normal en la isla.

Griffiths y sus colegas advierten que introducir especies exóticas en un ecosistema es jugar con fuego. En México, por ejemplo, las especies invasoras son un problema muy grave, porque alteran el equilibrio de las regiones en las que son introducidas artificialmente. Sin embargo, en ciertas condiciones, pueden no ser un problema, sino más bien un remedio y una forma de frenar la cadena de desastres que desató el hombre en el siglo XIX.

Fuente: Current Biology




Rio Ferdinand, el diablo rojo que se pasó al verde

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Ahorro de energía,Calentamiento global,Energía

Salvo que el Schalke 04 logre el milagro de vencer al Manchester United en casa, los diablos rojos, con Chicharito y Rooney en la delantera y Rio Ferdinand comandando la defensa, pasarán a la final de la copa UEFA. Ferdinand, sin embargo, quiere pasar a la historia también fuera de las canchas: según cuenta The Guardian, el futbolista se ha convertido en un activista de largo recorrido por la eficiencia energética y por la defensa del medio ambiente.

Para Ferdinand, este compromiso es cuestión de supervivencia. “Se trata del futuro… los desastres naturales, los niveles del mar, el derretimiento de los polos, el fuego… la gente tiene que entender que todo esto afecta a los seres humanos, y los gobiernos tienen que explicar al público como ser autosuficientes en energía”, declaró al diario británico.

Cubriendo la retaguardia de los diablos rojos del Man-U, Ferdinand se ha convertido en ejemplo de garra y defensa de la portería. Ahora, es también un ejemplo de defensa del medio ambiente.




Las sequías tiran imperios: un estudio analiza los patrones de lluvia en México

Escrito por Eugenio Fernández Vázquez en Ecosistemas,General 18 febrero 2011

Ahora resulta que los mayas no eran galácticos, ni numantinos de América que prefirieron destruir su civilización antes que rendirse a los conquistadores. Según un estudio que publicó Nature en su último número, la causa de la caída de los mayas y los toltecas fueron una serie de sequías muy atípicas que destruyeron la economía de esos imperios, y su capacidad de mantenerse en el poder.

Foto: Travis S. con licencia CC

El estudio fue realizado por David Stahle, de la Universidad de Arkansas, y sus colegas. Midiendo los anillos en el tronco de 30 ahuehuetes que obtuvieron en la barranca de Amealco, en Hidalgo, cerca de Tula, pudieron descubrir la intensidad de varias sequías ocurridas hace cientos de años y su duración.

Una de las sequías, por ejemplo, es exactamente anterior al fin del periodo Clásico de la época prehispánica; otra más, que duró casi 20 años, coincide con la caída del imperio tolteca, en el siglo XII, y una más coincide con la expansión del imperio azteca a finales del siglo XIV. De hecho, esa expansión de los aztecas puede haber seguido un patrón muy similar al de la Conquista: la sequía debilitó a los imperios, y el invasor aprovechó el momento.

Los aztecas, entonces, aprovecharon la sequía que dio al traste con sus adversarios, y Hernán Cortés aprovechó las revueltas agrarias que provocó el colapso de la economía del imperio azteca por una muy prolongada sequía que comenzó en 1514 y terminó en 1539.




En México haz algo creemos que todos podemos y debemos hacer algo a favor del medio ambiente. En la búsqueda de salvar a nuestro planeta no existen las acciones pequeñas. Son los esfuerzos de cada uno de nosotros, por más pequeños que estos parezcan, los que lograrán darle un futuro mejor a nuestro mundo y nuestro país. En esta página encontrarás noticias sobre medio ambiente, información sobre temas relevantes, y lo más importante, acciones que puedes realizar a favor de la ecología.


Más acerca de nosotros

  • Organizaciones participantes


  • Buscar en el sitio


  • Suscríbete

    Recibe las novedades del sitio en tu lector de feeds, correo electrónico o twitter:

  • De la comunidad