Daño ecológico, corrupción y especulación en el desarrollo turístico Cabo Cortés

Escrito por Oscar Ramírez Maldonado en Acción medioambiental,Biodiversidad,Conservación 24 octubre 2011

La lucha por preservar Cabo Pulmo, la zona marítima protegida más exitosa de nuestro país, continúa. Organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), WWF, Greenpeace, habitantes de la zona y la comunidad académica y científica internacional han denunciado desde el principio los impactos negativos que el mega desarrollo turístico Cabo Cortés, ubicado en Baja California Sur, tendría en este parque natural.

En días recientes, Luis Feyo Mac Donald, titular de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas(Conanp) señaló al periódico La Jornada que el área es prioritaria y no se permitirá que el desarrollo turístico de Cabo Cortés cause daños al ecosistema. El funcionario federal anunció que una misión de la Convención Ramsar –organismo encargado de enlistar los humedales prioritarios en el planeta- y del Patrimonio Mundial de la Unesco visitará el parque natural para elaborar un informe sobre los impactos y afectaciones que el plan turístico tendría sobre él.

En este sentido, Fueyo Mac Donald, ha señalado que toda obra o actividad, aunque no se realice dentro del parque, genera “interacciones”, por lo cual la dependencia que él encabeza requiere la información precisa del proyecto para poder asegurar que no habrá daños o retroceso en el ecosistema. Proyectos como Cabo Cortés, Cabo Rivera y el Anhelo (otros dos proyectos que se asientan en la zona) “deben verse desde una perspectiva de efectos acumulativos, son proyectos que estarían interactuando con el parque nacional”, afirmó el funcionario en entrevista con el diario mexicano.

Aspectos como la construcción de rompeolas, escolleras, el rompimiento de la barra de arena para comunicar el mar con el proyecto de marino y la descarga de salmuera –producto de la operación de una planta desaladora que contempla el desarrollo- son aspectos sensibles que en la Manifestación de Impacto Ambiental otorgada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) quedaron condicionados.

A las críticas al desarrollo de Cabo Cortés, se suman ahora escándalos de corrupción. Desde hace un par de semanas en los medios españoles se ha dado a conocer que Hansa Urbana –empresa promotora del proyecto- cedió sus propiedades en México a la Caja de Ahorro Mediterráneo (CAM), esto con el fin de saldar una deuda de 114 millones de euros. Entre estas propiedades se encuentran los terrenos de Cabo Cortés y el Novo, en Quintana Roo. Antes de que las propiedades fueran cedidas, la CAM tenía una participación minoritaria en estos proyectos, sin embargo ahora pasará a tener el control en ambos.

La prensa española ha develado que, durante el primer semestre del año, la CAM registró pérdidas por 1,136 millones de euros; a esto se suman auditorías con irregularidades y la erogación de casi 13 millones de euros como prejubilación para cinco ex directivos. A finales de septiembre, fue despidida la directora de la CAM, María Dolores Amóros, quien fue acusada de actuar en beneficio propio al otorgarse una pensión vitalicia de 369 mil euros anuales. La ex directora actualmente se encuentra bajo investigación de la Fiscalía Anticorrupción del gobierno español.

En manos de estas empresas el gobierno mexicano ha puesto nuestros recursos naturales. Las facilidades que la Secretaría de Economía, el ex gobernador de BCS y la Semarnat han dado a Hansa Urbana han abierto la puerta a la especulación y ponen en un grave riesgo al arrecife coralino más sano del planeta. Defendamos juntos a Cabo Pulmo, te invitamos a ingresar a la Fan Page en Facebook y hacer click en “me gusta”, sumemos nuestra voz en contra del proyecto Cabo de Cortés.




Defendamos juntos Cabo Pulmo

Escrito por Oscar Ramírez Maldonado en Acción medioambiental,Biodiversidad,Conservación 6 octubre 2011

En el Parque Nacional Cabo Pulmo, en el Golfo de California, está el arrecife más grande de la región y el más antiguo del Pacífico mexicano. Desde que se protegió en 1995 y fue instituido Parque Marino Nacional en el año 2000, Cabo Pulmo se ha convertido en un ejemplo de conservación marina a nivel internacional. Con 71 kilómetros cuadrados de extensión, este parque nacional ha logrado aumentar la cantidad de peces y animales que ahí se encuentran en un 460%. Cabo Pulmo es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es parte de la lista RAMSAR para la protección de humedales de importancia en el mundo. A pesar de ello, la reserva hoy se encuentra ante un grave peligro.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales autorizó en 2008 a la empresa española Hansa Urbana la construcción del desarrollo Cabo Cortés, que colindará con la Reserva Natural Cabo Pulmo. El desarrollo proyectado privilegia un modelo de turismo no sustentable. En una superficie de 3 mil 800 hectáreas, se pretende construir 30 mil cuartos -una capacidad hotelera similar a la de Cancún-, una marina con 490 posiciones y dos campos de golf; además de infraestructura en las dunas de arena, lo que dañaría la costa y provocaría la erosión de la playa, que es un sitio vital para la anidación de las tortugas marinas. La presión que ejercerá este desarrollo sobre la reserva pone en un enrome riesgo a las especies que en ella habitan, siendo especialmente susceptibles el tiburón ballena, los delfines, la tortuga marina y los corales.

Miembros de la comunidad y organizaciones como Los Cabos Coastkeepers, con el apoyo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), se han opuesto a la construcción del complejo y han impugnado la autorización otorgada por la Semarnat. Representantes de la Asociación Amigos de Cabo Pulmo han señalado: “Nuestra comunidad no necesita y no quiere a Cabo Cortés…Dejamos  nuestras redes de pesca para poder proteger este tesoro natural. No podemos permitir que se destruya con un proyecto que, lejos de traer beneficios, traerá destrucción”. Además, 22 científicos de 18 instituciones académicas nacionales e internacionales han alertado a la ONU sobre el daño irreversible que este desarrollo causará al Área Natural Protegida de Cabo Pulmo. Por su parte, organizaciones españolas han alertado que este modelo es bien conocido en su país, en donde ha llevado a las zonas costeras a una situación límite en términos de destrucción medioambiental.

El CEMDA está a favor del crecimiento y el desarrollo, pero también está convencido de que éstos no deben estar por encima de la legislación ambiental ni del capital natural de nuestro país. Por ello, a lo largo de 18 años de existencia, el Centro ha sido promotor e impulsor del desarrollo de un sector turístico sustentable.

Evitar la destrucción de Cabo Pulmo nos corresponde a todos, por eso te invitamos a ingresar a la Fan Page Cabo Pulmo y hacer click en “me gusta”. No permitamos que este tesoro natural desaparezca. ¡Defendamos juntos Cabo Pulmo!




En México haz algo creemos que todos podemos y debemos hacer algo a favor del medio ambiente. En la búsqueda de salvar a nuestro planeta no existen las acciones pequeñas. Son los esfuerzos de cada uno de nosotros, por más pequeños que estos parezcan, los que lograrán darle un futuro mejor a nuestro mundo y nuestro país. En esta página encontrarás noticias sobre medio ambiente, información sobre temas relevantes, y lo más importante, acciones que puedes realizar a favor de la ecología.


Más acerca de nosotros

  • Organizaciones participantes


  • Buscar en el sitio


  • Suscríbete

    Recibe las novedades del sitio en tu lector de feeds, correo electrónico o twitter:

  • De la comunidad